Psicoterapia Para Adolescentes

La adolescencia es un momento crucial en la vida ,una etapa de transición, un período de crisis, desequilibrio y desconcierto en el que se representa en en mayor o menor medida la confusión, la angustia, la extrañeza, la ambivalencia, la rabia y el dolor. Es el camino necesario para la transformación de la niñez a la juventud y luego a la vida adulta.

En la búsqueda de identidad, los jóvenes se mueven entre dos fuerzas antagónicas: una que los impulsa a la vida adulta y otra que los atrae hacia “los privilegios o características de la vida infantil”. Este dilema entre una independencia desafiante y una dependencia infantil, dificulta, en muchas ocasiones, las relaciones con el entorno, el medio familiar y especialmente con los padres.

Los padres se sienten  a menudo sobrepasados y desbordados. Deben atravesar el duelo por la perdida del “niño “ y aceptar un nuevo tipo de relación que proponen los hijos: más cuestionadores, críticos y rebeldes, difíciles de abordar.

En muchos casos los adolescentes, no saben determinar ni expresar lo que necesitan y/o lo que les pasa. Frecuentemente  se sienten confundidos e incomprendidos y necesitan a alguien que no sea de la familia para hablar sobre sus dificultades. En esta edad es muy importante la separación y diferenciación de los padres, a muchos les resulta muy difícil discutir sus problemas e intimidades con los padres.

La psicoterapia pretende crear un espacio en el que el  adolescente  pueda reflexionar acerca de si mismo, sus relaciones, conductas, pensamientos y sentimientos con el objetivo de  encontrar puntos de encuentro entre padres e hijos  que contribuya  a  afrontar de la  mejor manera posible esta periodo de confrontaciones y cambios.